2 agosto, 2021

La Nueva Gaceta Today

Noticias y novedades sobre el mundo, Última hora sobre deportes, finanzas, nacional, política, tecnología

¿Qué son las liquidaciones de gananciales?, por el despacho de abogados Gómez González

3 minutos de lectura

Uno de los despachos de abogados de referencia en Madrid en materia de liquidaciones de gananciales es el despacho de abogados Gómez González. Una vez finalizado el matrimonio, queda repartir los bienes que ambos cónyuges adquirieron durante la unión matrimonial, con la aplicación de la liquidación de la sociedad de gananciales. Este procedimiento precisa la asistencia de un abogado experto en materia de divorcios, ya que aunque que puede parecer sencillo, en muchas ocasiones está impregnado de desacuerdos entre las partes.

Repartición de bienes adquiridos durante el matrimonio

Cuando una pareja contrae matrimonio, todo lo que adquiera pasa a ser automáticamente propiedad de ambos. Si en algún momento deciden divorciarse, esos bienes en los que comparten la titularidad deben repartirse.

El despacho de abogados Gómez González, situado en Madrid, está especializado en la repartición de bienes adquiridos durante el matrimonio, los cuales se solicitan después de terminar un proceso de divorcio.

Este beneficio está reflejado en los artículos del Código Civil Español 1.396 al 1.410 y se detalla que su cálculo se basa en realizar una serie de particiones convenientes de las ganancias de un matrimonio, obtenidas indistintamente por cualquiera de los cónyuges.

En este proceso es conveniente un abogado especialista en esta materia que esté en capacidad de conocer cuáles son los bienes que pueden entrar en esta partición y cuáles quedan fuera de los artículos contemplados que impiden realizar la liquidación de gananciales. Para proceder a la liquidación, el matrimonio debe ser declarado nulo en primer lugar.

En España, la disolución de la sociedad de gananciales conlleva a que no haya obligaciones ni derechos por ninguna de las dos partes, pero esta debe ser liquidada por completo ante una figura judicial que dé crédito a la solicitud.

La importancia de contar con un abogado

El abogado realiza el inventario de bienes activos y pasivos adquiridos durante el matrimonio y si ambos miembros que conformaban la pareja están de acuerdo con el valor de sus propiedades, se realiza el reparto.

En muchos casos, la pareja que reclama la liquidación de gananciales después de un divorcio lo hace de mutuo acuerdo, en el que ambos están de acuerdo con los bienes y cuentas que repartirán. Sin embargo, también existe la posibilidad de que la pareja no comparta la forma en cómo se estableció la liquidación y para solucionarlo deben asistir a un juzgado, lo que se conoce como vía contenciosa.

Al solicitar la liquidación ante un juzgado, este contrata a un contador partidor dativo, quien se encargará de realizar la división de los gananciales.

Las deudas adquiridas durante el matrimonio pueden ser una dificultad que paralice el proceso de liquidación de gananciales. En este caso se evalúa sobre quién recaerá el pago de la deuda.

La situación que también se puede producir es que alguno de los ex cónyuges haya aportado sus bienes o fondos a la sociedad conyugal, lo que le será reconocido al concluir la relación legalmente.

A lo largo del proceso, la participación del abogado es fundamental para tener al cliente informado sobre todos los detalles y aplicar las mejores herramientas para hacer una repartición justa entre las partes. En este sentido, el despacho de abogados Gómez González se alza como una de las opciones más recomendadas en Madrid a la hora de realizar un proceso de liquidación de gananciales.