25 septiembre, 2021

La Nueva Gaceta Today

Noticias y novedades sobre el mundo, Última hora sobre deportes, finanzas, nacional, política, tecnología

Ideas para crear una empresa, por la reconocida franquicia Anytime Fitness

5 minutos de lectura

Todas aquellas personas que crean que ha llegado el momento de dar el salto y ser su propio jefe, además de, por qué no, tratar de mejorar sus ingresos, deben conocer previamente las siguientes ideas a la hora de crear una empresa.

Elegir un sector o actividad que le guste

Eso sí, si alguien va a lanzarse a emprender, tiene que tratar de hacerlo en un sector que le guste y en el que se proyecte trabajando. De lo contrario, le será mucho más difícil. Entonces, la pregunta que tiene que hacerse es «¿Tengo clara cuál es la actividad en la que quiero consagrar mi tiempo, energías e inversión?» «¿Sé si lo voy a hacer solo o de la mano de una franquicia?».

Analizar quién sería la competencia

Si se contesta que sí a esas dos preguntas, entonces se debe tener en cuenta que otra de las grandes ideas para crear una empresa -sea individual u opere bajo el paraguas de una franquicia-, reside en analizar las oportunidades que hay en el nicho elegido, así como las empresas que ya operan en él y que serán competencia. La persona no se debe asustar si ve que hay muchas. Eso puede significar que el sector funciona y que, si el responsable lo hace bien, puede haber sitio para más operadores.

Diseñar un plan de acción para el negocio

Si hasta aquí la persona no ve barreras infranqueables, entonces es hora de crear un plan de negocio. Se debe prestar atención porque esta es una pieza fundamental en ese pull de ideas para crear una empresa. No basta con tener claro en qué sector invertir ni pensar que sí que se puede abrir un hueco en el mercado elegido para la empresa, también se ha de poder trazar un business plan viable y realista. Y para ello hay que aterrizar muy bien lo que se necesitará para poner en marcha una empresa.

Determinar qué recursos se necesitan

En esa lista se tienen que incluir los recursos económicos y de personal que se van a necesitar. Si la persona va a unirse a una franquicia, el franquiciador le ayudará a hacer esos cálculos e incluso hay fuertes posibilidades de que se los aporte ya hechos.

Quizá no sea malo sobrestimar los gastos y subestimar los beneficios para evitar correr riesgos financieros. Y en términos de financiación, en esta etapa también se tendrá que saber con cuánto dinero se va a contar y cuál va a ser su origen (crédito bancario, préstamo familiar, ahorros…). Puede que en la zona haya ayudas o subvenciones al emprendimiento, así que es importante informarse.

Identificar qué necesita el potencial cliente

Después de los puntos anteriores, hay que pensar en el público al que se va a dirigir y quiere captar la empresa. Y es que cuando se barajen ideas para crearla, es importante que se piense en su potencial cliente. Si la idea es unirse a una franquicia, la matriz compartirá con el interesado su know-how del negocio y este tendrá perfectamente claro cuál es su público objetivo y cuáles sus necesidades.

Llega el momento de crear una empresa propia

Si se han superado las fases anteriores, esto quiere decir que la persona ya puede poner en marcha su negocio, siempre y cuando se cumpla con las exigencias legales y jurídicas que exija la administración -licencias, permisos, auditorías…-, en el caso de unirse a una franquicia, los requisitos que pida la matriz franquiciadora.

Pensar en la comunicación y el marketing

Entre las ideas para crear una empresa, también se debe contemplar -cuando ya esté la empresa constituida- la forma en la que la marca va a darse a conocer a sus potenciales clientes para que, cuantos más mejor, sepan que existe. Y en esto, la comunicación y el marketing serán pieza clave para alcanzar el éxito. Y lo serán no solo al principio, sino para diferenciarse siempre de su competencia, para captar constantemente adeptos a su marca y para fidelizar clientes. Si no se sabe cómo hacerlo, es importante confiar en alguien experto en la materia.

No subestimar el poder digital

No hay que menospreciar tampoco el potencial del mundo digital, ya que en la red puede que se encuentre gran parte del negocio. Entre las ideas para crear una empresa que se deben tener en cuenta también se incluye la de lanzar una página web del negocio y dentro de ella un blog en el que se genere contenido y gane posicionamiento tanto virtual como en el boca a boca.

Redes sociales: capacidad viral para lo bueno y lo malo

Hay que tener cuidado con las redes sociales. Si bien es cierto que pueden abrir muchas puertas, también pueden ocasionar situaciones de crisis y echar por tierra la reputación de la empresa en tiempo récord. Si la persona tiene dudas sobre hacer una buena gestión de sus perfiles en Facebook, Twitter, Instagram o LinkedIn, debe echar mano de personas que sí saben cómo hacerlo. 

No se debe querer crecer muy rápido

Solo queda ya aconsejar disfrutar de todas las fases del camino y no querer pasar de 0 a 100 en poco tiempo. Dicho de otra forma, no se debe querer crecer rápidamente. Evitará frustrarse y dar pasos en falso que puedan comprometer la viabilidad a medio o largo plazo del proyecto.

Aquellas personas que hayan decidido lanzarse a la aventura emprendedora y quieran emprender con unos grandes aliados, pueden unirse a la franquicia fitness más grande del mundo: Anytime Fitness, con la cual pueden contactar para empezar a emprender esta nueva aventura juntos.