25 septiembre, 2021

La Nueva Gaceta Today

Noticias y novedades sobre el mundo, Última hora sobre deportes, finanzas, nacional, política, tecnología

Gabito Rohh: la producción audiovisual en moda infantil evoluciona para salvar el mercado

6 minutos de lectura

La moda infantil es un sector que se ha visto gravemente afectado con la llegada del COVID-19 y las causas son simples. Las necesidades de consumo de los niños han bajado debido a la poca interacción que tienen con el exterior, ya que ya no hay fiestas de cumpleaños, salidas a parques ni museos y mucho menos visitas a familiares.

Todo esto, unido a la publicidad de grandes empresas en las redes sociales que conduce a la compra rápida y fácil con un par de clics, deja fuera del mercado a las marcas de moda infantil con infraestructuras más pequeñas, las tiendas y comercios que comercializan estos productos y aún más afectadas las marcas de diseño y producción nacional.

Las marcas han tenido que evolucionar y destinar presupuestos a su presencia online. Sin embargo, no ha sido fácil porque hay muchos requisitos a cumplir para dar el salto y la falta de ayudas y subvenciones hace que sea inviable en muchos casos.

En este sentido, Gabito Rohh de Happy Kids Media ofrece algunos consejos y un plan de acción para no perder ni tiempo ni recursos en vano.

¿Cómo volver a la carrera?

En primer lugar, la marca necesitará presencia online. Aunque muchas marcas ya cuentan con ella, no todas cumplen con las necesidades de mercado y, tal como dice el experto: “Ya es difícil llevar público a una web, pero aún más hacer que interactúen y compren”. Con esto explica que la web debe tener funcionalidad, debe ser intuitiva, debe adaptarse a todos los navegadores, contar con una plataforma de venta online ágil y con un sistema de pago seguro. Al mismo tiempo, debe llevar un mensaje claro del producto y conectar con el cliente mediante el material audiovisual adecuado.

“No todas las fotos valen”, determina Rohh, está claro que si el material que se presenta no cuenta con la calidad necesaria, el visitante pierde el interés. Fotos oscuras, desenfocadas o sobreretocadas generan rechazo por la marca. “No olvidemos que una foto no solo debe mostrar un producto… ¡Debe mostrar un estilo de vida!”, asegura el profesional.

En este sentido, añade: “Muchas marcas no entienden el valor de la imagen, pero debemos recordar que el cliente necesita ver a sus hijos reflejados, así que la imagen que mostramos es lo que al final cerrará la venta o no. Siempre hay que buscar profesionales para la realización de las campañas”.

La calidad del material gráfico

No existe un límite para el material necesario, pero no siempre la cantidad es importante. Sin embargo, sí lo es la calidad. Existen algunos formatos que pueden ayudar a crear un material muy útil.

Las prendas planas o “flats son fotos de las prendas solas, una imagen limpia donde se pueden apreciar los detalles de la prenda, el patrón y, muy importante, sus colores. Hoy en día, existen muchas empresas que realizan este servicio y Happy Kids Media incluye este tipo de fotos dentro de sus packs.

En el caso del lookbook, son fotos con modelos reales, en este caso, niños. Es importante siempre buscar una talla que se adapte a la imagen de marca, son fotos donde se ven a niños reales vistiendo la ropa, desde diferentes perfiles. “Estas fotos no tienen por qué ser planas ni aburridas, pueden ser muy frescas y divertidas, siempre cuidando que la prioridad es la prenda”, recalca Rohh. El experto también recomienda usar fondos neutros y limpios para destacar el producto que se intenta vender. 

Por otro lado, en las campañas o lifestyle es el momento de ponerse aún más creativo. Gracias estas imágenes, se podrá mostrar quién y cuándo viste la marca. Se debe hacer que el público se identifique con el producto y que se imagine en la misma situación llevando la colección. Es el momento de usar exteriores y movimiento. Un buen profesional sabrá sacar la luz correcta de cada situación y mostrar esta imagen tan importante que debe quedar en el recuerdo. Gabito dice: “Es importante buscar un fotógrafo que sepa trabajar con niños y que tenga muchos registros para adaptarse a la marca, lo mejor es ver sus trabajos editoriales, allí es donde podemos ser nosotros mismos”.  

Entre los servicios que presta el equipo de Happy Kids Media se encuentran muchos más productos, desde la organización de desfiles abiertos al público y virtuales, hasta la creación de vídeos para redes sociales, animación y stop motion, fotografías giratorias con niños en 360º y muchos más.

«Hemos tenido que evolucionar e invertir mucho para poder ofrecer servicios que solo estaban al alcance de pocos y ahora podemos dar herramientas para ayudar y fortalecer el sector», explica Rohh.

Llevar tráfico a la web

Una vez considerados los aspectos anteriores, es momento de empezar a invertir en llevar tráfico a la web. Tal como afirma Rohh: “No vale de nada hacer campañas de prueba en redes sociales de 100€, si cuando el cliente llega no compra nada”.

Una vez lista la imagen y esté todo a punto para vender en la web, es necesario decidir dónde se va a empezar a captar público. Hay todo tipo de presupuestos y campañas y cabe recordar que todo producto tiene un público objetivo. El primer paso es pensar quién es el cliente potencial y, a partir de allí, analizar sus hábitos del día a día. “Buscar un público genérico para empezar es perder tiempo y dinero, hay que tocar la puerta del cliente directamente. Hoy, en el mundo digital, existen herramientas de segmentación que hacen todo el trabajo duro por nosotros”, explica el profesional.

La publicidad en redes sociales es muy rentable solo si se hace correctamente. Es importante intentar siempre consultar un experto, pero, si no es posible, hay muchos cursos onlines gratuitos que podrán guiar para dar los primeros pasos.

Además de Instagram, Facebook y otras plataformas sociales, existen métodos publicitarios como Google Ads que, con un poco más de conocimiento, permite maximizar el rendimiento.

El posicionamiento web es clave

Solo una imagen perfecta, una web perfecta y unas redes sociales curadas no son suficientes, sino que hay que lograr que, cuando el público busque algo para comprar, la web esté entre las primeras. 

Es preciso tener en cuenta que cuanta más notoriedad tenga la marca, aparecerá entre las primeras búsquedas y si se está dentro de las opciones que el cliente percibe, será más fácil lograr un cliente nuevo y la posterior conversión en una venta.

“Durante varios años hemos probado diferentes técnicas y el esfuerzo digital cada vez es mayor, hay que trabajar mucho los backlinks, las menciones en prensas y las interacciones positivas. Un buen portal de noticias siempre ayuda”, garantiza el experto.

¿Quién puede ayudar durante el proceso?

Gabito Rohh es un profesional de la producción audiovisual de moda infantil, reconocido internacionalmente por su trabajo de máximo nivel. Desde Barcelona y para todo el mundo, el especialista realiza catálogos, campañas y otros productos que toda empresa del mundo fashion infantil merece tener para potenciar su imagen de marca, sus estrategias de marketing o aportar valor agregado a sus diseños.

En la página web de este profesional se despliegan proyectos para reconocidas marcas nacionales internacionales que confían en su experiencia, entre otras, que forman parte de una cartera de más de 50 clientes corporativos de todo tipo gracias a la diversidad de productos especializados que ofrece.

Contenidos de calidad en un mundo cambiante

Más de 15 años de trayectoria avalan el desempeño de este productor audiovisual y coach en el sector de la moda infantil como un artista que va al ritmo de los nuevos tiempos, cuando las empresas necesitan mejorar la imagen que proyectan a través de sus páginas web y redes sociales.

Propuestas de calidad, adaptadas a las nuevas tendencias del marketing, con gran respeto por los niños y jóvenes, como protagonistas de sus producciones, hacen del trabajo de Gabito Rohh la mejor opción para generar contenidos audiovisuales que apunten hacia el éxito de cualquier iniciativa en el mundo de la moda infantil.